14 de Febrero 2018

LGTBita australiano había sido seleccionado olímpico en el equipo de varones, pero decidió hacerse un tratamiento hormonal y exigió ser aceptado como "mujer".

Redacción La Resistencia

Callum Mouncey estaba jugando la clasificación a los Juegos Olímpicos Río 2016 con la selección masculina de handball australiano cuando decidió comenzar el tratamiento hormonal para "convertirse en una mujer". Quiso continuar su carrera deportiva en la selección femenina, pero por ser varón no pudo.

Y es que según el Comité Olímpico Internacional, el tratamiento hormonal debe durar por lo menos 12 meses para que una "mujer transexual" pueda competir en la competencia femenina. No obstante, los niveles de testosterona de Mouncey estaban muy por debajo de los niveles requeridos. 

"Celebro la decisión y espero jugar esta temporada", celebró Callum Mouncey, ahora llamada "Hannah", en su cuenta de Twitter.

Si bien el LGTBita aplaudió la decisión, se negó a dar las gracias a la Federación australiana. "No daré las gracias a la federación, creo que sería totalmente inapropiado hacerlo por autorizarme a hacer algo que cualquier australiana puede hacer", precisó Mouncey.

 

DE TU INTERÉS