13 de Enero 2018

Vándalos provocaron incendios con elementos inflamables y bombas caseras en cuatro iglesias católicas en la capital chilena.

Redacción La Resistencia

Los ataques provocados contra cuatro iglesias católicas en Chile no dejaron heridos y tampoco fueron reivindicados por alguna agrupación o movimiento, ocurrieron en diferentes municipios de Santiago. En algunas de las iglesias se encontraron volantes con amenazas al Papa Francisco I, lo que fue condenado por las autoridades.

"En democracia la gente puede expresarse mientras lo haga de manera pacífica y adecuada (...) lo de anoche (madrugada) es muy extraño", dijo la Presidenta Michelle Bachelet a una radio local.

Algunas de las parroquias afectadas sufrieron ataques incendiarios menores en su entrada, mientras que otras resultaron con vidrios quebrados tras la explosión de bombas de fabricación casera y de corto alcance.

"Un grupo de personas entró a una de las parroquias y mediante la utilización de elementos (químicos) acelerantes procedió a prender fuego en la mampara de la entrada de la iglesia, luego las personas huyen y lanzan algunos panfletos", dijo Gonzalo Araya, jefe de la policía de la zona norte de Santiago.

Fotografía: AFP

El Papa llegará la tarde del lunes a Santiago de Chile, donde realizará al día siguiente una gran misa, para luego cumplir con una apretada agenda en la capital del país vecino. Su estadía en Chile se extenderá hasta el jueves 18 de enero.

 

DE TU INTERÉS