27 de Diciembre 2017

Piñera apostó por el voto evangélico y se reunió con representantes del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas durante su campaña

Redacción La Resistencia.

En los medios chilenos se habla con asombro la derrota de la izquierda en sus propios bastiones que durante muchos años ganaban en elecciones pasadas, es que al parecer este lado de la política chilena pierde poder mientras que una nueva fuerza es la que está dando que hablar.

Se trata de los grupos evangélicos y su trabajo de hormiga en la segunda vuelta que esta vez por temas de valores y buenas costumbres, salieron de sus casas para hacerse sentir en dichas elecciones, pero no solo eso, sino que captaron a mas votantes, lo que finalmente influyo en la victoria del entonces candidato a la presidente Sebastián Piñera.

Y es que el actual presidente electo y el candidato José Antonio Kast, tuvieron acercamientos con dicho sector de la población, ya que sus propuestas pro vida y pro familia encajaban perfectamente en el perfil de las familias religiosas.

Quizás estemos frente a un nuevo fenómeno político en Sudamérica, si bien las comunidades evangélicas no están ligadas a la política, son una población importante en este sector del mundo.

DE TU INTERÉS