13 de Febrero 2018

Juan Pablo Gallo, alcalde de Pereira, prohibió la vigilia argumentando que "vulnera los derechos de las madres gestantes imponiendo su criterio sobre el aborto”.

Redacción La Resistencia

Censura. Juan Pablo Gallo, alcalde de Pereira, prohibió la vigilia de oración y ayuno 40 Días por la Vida en la ciudad, argumentando que esta campaña vulnera “los derechos fundamentales” de las mujeres embarazadas.

Gallo remitió una carta a los organizadores de 40 Días por la Vida, explicando que su prohibición se debe a que “vulneran los derechos fundamentales de las madres gestantes imponiendo su criterio sobre el aborto”.

La campaña 40 Días por la Vida comenzó en los Estados Unidos en 2004 y desde entonces se ha extendido por casi toda América Latina. Este año, desde el 14 de febrero al 25 de marzo, coincidiendo con la Cuaresma, se realizará la sexta edición de esta campaña en Colombia.

Durante la campaña, grupos de voluntarios se turnan para rezar frente a las clínicas de aborto y acompañan, aconsejan y ayudan a las mujeres que llegan con la intención de abortar.

No sería la primera vez que el alcalde de Pereira obstaculiza la vigilia de oración, pues en marzo de 2017 la alcaldía hizo un operativo de desalojo alegando invasión del espacio público cuando se dio la primera campaña en Pereira frente a un sitio en el que se practicaban abortos llamado Oriéntame, según declaraciones a ACI Prensa de Germán Díaz, encargado de 40 Días por la Vida en la ciudad colombiana.

 

“Nosotros haremos respetar nuestros derechos fundamentales porque tenemos derecho a la manifestación libre”, aseguró Germán Díaz, y precisó que “estamos todos decididos a abrir la campaña mañana, así no nos den la autorización de la alcaldía”.

“Es un contubernio ideológico político y quizás comercial de la administración pública de Pereira con los promotores del aborto, especialmente de las empresas Oriéntame y Profamilia, afiliadas a Planned Parenthood”.

DE TU INTERÉS