06 de Diciembre 2017

Entre sus políticas de convivencia y respeto a la mujer, sin embargo el embarazo estaba prohibido entre sus filas.

Redacción La Resistencia

El Consejo Político del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común formación dirigida por las mismas personas que la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ha reconocido que obligaba a abortar a sus guerrilleras.

En un comunicado titulado “Por una política que privilegie las ideas, no más campaña sucia” la organización trata de minimizar las acusaciones de violencia sexual y aborto que caen sobre sus dirigentes.

En el escrito difundido este martes se califica a las FARC como una organización política con normas de convivencia y reglamento estricto para los y las combatientes que definen el relacionamiento interno y con la población civil.

Dichas normas, sostienen, desarrollaron una política de respeto e inclusión de la mujer y apostó por la construcción de valores revolucionarios en los hombres y mujeres que conformaron nuestras filas.

Sin embargo, se admite que el embarazo estaba totalmente prohibido en sus filas: “La normativa interna explicaba a las mujeres que buscaban el ingreso a la guerrilla que, debido a los rigores de la guerra, no se permiten embarazos”.

En caso de que tal norma no fuera respetada “las mujeres embarazadas debían tomar la decisión de asumir su maternidad y retirarse de la fuerza o dar terminado su estado”, esto es, someterse a un aborto.

DE TU INTERÉS