05 de Febrero 2018

El predicador evangélico aprovechó sus dotes de orador y su influencia en las comunidades religiosas para ganarse el voto provida y familia.

Redacción La Resistencia

Fabricio Alvarado, el candidato evangélico del partido conservador Restauración Nacional, se colocó a la cabeza de los sufragios del domingo con el 24,78% de los votos, según los datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Costa Rica, un país con una población de mayoría católica y conservadora, la opinión pública se dividió tras la intromisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), que "instó" al país a aprobar el "matrimonio" homosexual",

Esto provocó que el ala más conversadora del país se alarmara, pues esta opinión de la Corte IDH parecía que beneficiaba directamente a los LGTBitas sin previa consulta de la mayoría nacional. Los candidatos encontraron en este fallo una puerta para entrar al sector más conservador de Costa Rica.

Fue así como Fabricio Alvarado aprovechó sus dotes de predicador y su influencia entre las comunidades religiosas para ganarse el voto cristiano, provida y familia.

Y es que Alvarado aseguró que desacataría la opinión de la Corte IDH sobre el matrimonio homosexual de ganar las elecciones, lo que muy pronto lo ubicó entre los favoritos.

DE TU INTERÉS