12 de Febrero 2018

Hartos del bombardeo mediático gay y la ideología de género, los americanos empiezan a rebelarse contra el acoso y censura LGTBita.

Redacción La Resistencia

Los LGTBitas en los Estados Unidos están bastante preocupados porque su estrategia para imponer la ideología de género está empezando a generar rechazo entre la población.

Así lo puso de manifiesto la Alianza Gay y Lésbica contra la difamación o GLAAD (en inglés, Gay and Lesbian Alliance Against Defamation) tras la encuesta publicada por el centro Harris Poll que aseguró que la aceptación de las personas LGTB está cayendo en los Estados Unidos.

Según informe del 2017, el 53% de los encuestados habían afirmado que se sentían cómodos o muy con personas LGTB. Sin embargo, por primera vez en los últimos años, este porcentaje lejos de aumentar ha disminuido cayendo hasta el 49%.

“En un solo año, hemos visto reducciones significativas de lo que había sido una América más abierta a una ahora menos solidaria”, afirman en un comunicado GLAAD, culpando de esta situación al actual presidente Donald Trump, a quien colocan como el principal instigador contra la comunidad gay, esto por ser firme defensor de la vida y la familia.

Según estos datos, lo que ocurre es un hartazgo ante el bombardeo constante y en todos los ámbitos de la ideología de género. Además, tienen que ver mucho  los ataques a la libertad mediante la censura y prohibiciones de distinto tipo hacia profesores, estudiantes, pasteleros, floristas o cualquier persona que simplemente por no seguidor a los LGTBitas y su propagando, terminan linchados mediática y socialmente, incluso perseguidos judicialmente.

Casos como el de la anciana florista acosada a multas y denunciada de manera múltiple por no querer colaborar con una boda gay (caso que está ahora en la Corte Suprema), ha provocado que muchos estadounidenses se den cuenta que el lado débil ahora no es precisamente el de los colectivos LGTBitas, sino de quienes por pensar distinto a lo que los medios, ONGs y el gobierno (como el de Obama) impulsan, son tachados de "intolerantes".

Aquí puedes leer el reporte publicado por la Alianza Gay y Lésbica contra la difamación.

 

DE TU INTERÉS