07 de Diciembre 2017

Más de un tercio de los embarazos neoyorkinos terminan en aborto, dando un total de más de 67 mil niños abortados.

Redacción La Resistencia.

El día después de Acción de Gracias, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), publicó el informe anual sobre el aborto en Estados Unidos.

El año 2014, en la ciudad de Nueva York, se abortó a más de un tercio del total de nacimientos del estado de Nueva York formado por los condados de Manhattan, el de Kings (Brooklyn), el condado de El Bronx (El Bronx), el condado de Queens (Queens) y el condado de Richmond (Staten Island).

Sobre un total de aproximadamente 117.600 nacimientos, la ciudad tuvo 67.620 abortos, según los datos del informe.

En ese mismo año, la ciudad de Nueva York se llevó el premio a la tasa abortiva más alta: 34,8 abortos por cada 1.000 mujeres en edad reproductiva (15-44) con un total de 575 abortos por cada 1.000 nacidos vivos

Después de Nueva York, el segundo estado con mayor tasa de abortos es Florida, con 328 abortos por cada 1.000 nacimientos.

En cuanto a razas, los negros aumentaron su tasa abortiva de 35,6 por ciento en 2013 al 36 por ciento en 2014. Estos datos son preocupantes teniendo en cuenta que representan el 13,3 por ciento del total de la población estadounidense.

DE TU INTERÉS