13 de Febrero 2018

LGTBita que se burló del catolicismo disfrazándose de la Virgen María, vuelve a la carga esta vez como Cristo interpretando la Última Cena,

Redacción La Resistencia

El LGTBita "saltó" a la fama el año pasado burlándose de la religión católica,  y dado el éxito que le dio en aquella oportunidad por la polémica, el rechazo de sectores conservadores y el apoyo progresista, este año ha vuelto a hacerlo.

Se trata de la Drag Sethlas, quien ganó en 2017 el concurso Drag Queen de Las Palmas disfrazada de la Virgen María y después de Jesucristo.

Para este año, cuando debía hacer otra actuación cediendo el testigo al vencedor de la edición actual, ha decidido reincidir en la temática y ha escenificado La última cena con el resto de concursante como discípulos de Jesús.

Su polémica actuación ya fue denunciada por la Asociación Abogados Cristianos en base a un delito contra de ofensa contra los sentimientos religiosos, pero parece que más que importunarle, la polémica catapultó a esta Drag -de nombre Borja Casillas- y este año ha repetido la campaña, entre otras razones porque las querellas fueron archivadas.

DE TU INTERÉS