20 de Noviembre 2017

El 20 de noviembre de 1542, Carlos de Habsburgo, Sacro Emperador y Rey de España, firmaba las Leyes Nuevas que darían forma al virreinato peruano.

Por: Luis Mauricio Málaga Fuenzalida

El Perú está camino a los 200 años de vida republicana, pero ya existía mucho antes de que las tropas separatistas entraran a Lima y "liberaran" nuestro país en nombre de la igualdad y la libra esterlina. Un Sacro Emperador había dado blasón a nuestra capital tras la conquista emprendida por Francisco Pizarro, marqués y caballero de Santiago, y tras llegar a su Corte los testimonios que narraban los horribles abusos de los encomenderos a los pueblos originarios, dado nuevas órdenes a sus capitanes y consejeros para reformar la Nueva Castilla y convertirla en el Virreinato del Perú.

Y eso ocurrió un 20 de noviembre de 1542, cuando «El César», apelativo con el que también se conocía al rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, firmaba en Barcelona por Real Cédula las Leyes Nuevas, un conjunto legislativo que pretendía mejorar las condiciones de los indígenas en el Nuevo Mundo a través de diversas reformas que incluían la creación del Virreinato del Perú.

(…)y te ordenamos y mandamos que en las provincias o reinos del Perú resida un virrey y una audiencia real de cuatro oidores letrados y el dicho virrey presida en la dicha audiencia la cual residirá en la ciudad de los reyes por ser en la parte mas convenible porque de aquí adelante no ha de haber audiencia en panamá.” Carlos I de España y V de Alemania - Leyes Nuevas

El inmenso virreinato (Peruvia) abarcó los actuales territorios que forman parte de las repúblicas de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá y toda la región oeste y sur del Brasil, y es que no es casualidad que estas últimas compartan el mismo legado cultural hispánico que, al igual que el poeta José Santos Cochano, hemos todos juntos de celebrar; el nacimiento del Perú como parte de la cristiandad. ¡Arriba Perú y la hispanidad!

Fotografía: Blasón de la Ciudad de los Reyes con águila bicéfala (símbolo de los Sacro Emperadores) sobre la tumba de Francisco Pizarro en la Catedral de Lima. 

DE TU INTERÉS