22 de Noviembre 2017

Decisiones del actual presidente durante su época de ministro condenan a nuestro país hasta ahora

Por: José Francisco Maita Falckenheiner

Invitado de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Lima.

Pedro Pablo Kuczynski, el mal llamado gobernante de lujo, posee un historial de acciones durante los diversos gobiernos en los que ha participado que lo pondrían al mismo nivel de corrupción e incapacidad que sus antecesores.

Para el 2005, PPK era el flamante Ministro de Economía del gobierno del ahora prófugo Alejandro Toledo, su función era la de gestionar los megaproyectos de construcción en coordinación con Proinversión y ,posteriormente, aprobarlos. Es esto lo que nos lleva al caso de la Carretera Interoceánica, el megaproyecto fue una coordinación de los gobiernos del Perú y de Brasil que en esa época se encontraba bajo el mando del ahora preso por corrupción Lula Da Silva.

En Enero del 2017, Marcelo Odebrecht declaró que sobornó a Alejandro Toledo con 20 millones de dólares para que su empresa quede como ganadora del concurso para la construcción de la carretera.

¿Ineptitud o vista gorda?

Una perla más que se le pasó a PPK, el encargado de la firma para la aprobación, es que el Proyecto de la carretera inició sin Estudio de Impacto Ambiental y, sin pasar por el Sistema de Inversión Pública. La concesión fue entregada con un Estudio de Factibilidad y no con un Estudio definitivo de Ingeniería; éste último punto nos lleva a una situación más importante:

Debido a la ausencia del estudio los gastos en la construcción pudieron ser modificados a medida que se construía la carretera, gastos que en la mayoría de los casos fueron a los bolsillos de funcionarios públicos corruptos y no al beneficio nacional. Así es como la carretera que tenía una proyección de gasto de 1.000 millones de dólares, tras 5 años elevó el gasto en un 400% dando como resultado la exorbitante cifra  de 4.500 millones de dólares.

¿Y esta inversión benefició al Perú?

En ese entonces, se anunció con bombos y platillos que la carretera beneficiaría al país facilitando las vías de exportación y desarrollando a las comunidades cercanas a la carretera.

Sin embargo, según Promperú, menos del 1% de exportaciones de Perú a Brasil pasa por la carretera,  y las cifras a futuro no generan mayor expectativa, ya que desde su inauguración en el 2010 no ha habido crecimiento alguno.

Drogas

Según DEPANDRO, la Carretera interoceánica es la nueva ruta de la droga, la cual procede de los Valles Mantaro y Vraem y terminan en Desaguadero; durante el primer trimestre del año pasado, Moquegua recuperó 336 mil dólares del narcotráfico.

Tráfico de menores

Según un informe del Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, basado en denuncias, se concluye que el 56,5% de las víctimas de trata de personas a nivel nacional entre 2009 y 2014 fueron menores de edad.

Entre los kilómetros 105 y 107 la situación de los menores se agrava; la zona conocida como La Pampa es el destino final para miles de menores de edad que serán prostituídas y en caso de que traten de escapar, asesinadas. Ésta situación es resultado de la minería ilegal y delincuencia que usa como principal ruta de exportación a la ya mencionada carretera.

Conclusion:

El actual gobernante de lujo, tuvo en sus manos la decisión de impedir todos estos casos que han ido cayendo en cadena en una especie de dominó de decadencia. Si tan solo desde un principio se hubieran realizado los estudios adecuados y no se hubiera contratado una empresa corrupta la situación sería otra. Los miles de millones malgastados en la carretera estarían en obras que si requieren atención, miles de niñas estarían en sus casas y no prostituídas en bares de mala muerte, e incluso el negocio de la droga sufriría un golpe.

PPK tuvo en sus manos el poder de cambiar todo lo anteriormente mencionado, y no lo hizo. Ojalá sea el pueblo quien lo juzgue y no la historia cuando él ya no se encuentre entre nosotros.

 

DE TU INTERÉS