09 de Enero 2018

La resolución del órgano supranacional se extendería a los 25 países que conforman el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Redacción La Resistencia

A raíz de la consulta del presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ordenó al país centroamericano garantizarles a las parejas homosexuales todos los derechos existentes en la legislación, incluido el derecho al matrimonio, sin discriminación alguna frente a las parejas heterosexuales.

La Corte notificó hoy martes 9 de enero al Gobierno de Costa Rica su respuesta ante una consulta que le hizo la Casa Presidencial sobre los derechos LGTBitas.

Algo resaltante es que la resolución de la Corte IDH se extendería, además, a todos los países que conforman el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que se compone de 25 Estados, algunos de cuáles como Colombia, Argentina, Brasil, Urugay, Estados Unidos, Canadá y México, ya garantizan este privilegio LGTBita.

La Corte IDH resolvió por unanimidad: "El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos y en los términos establecidos en los párrafos a 200 a 218".

Así, los jueces interamericanos afirmaron que, mientras se emprenden reformas formales, el país igualmente tiene el deber de garantizar estos derechos de manera transitoria, sin discriminación alguna.

Dentro de la argumentación, la Corte IDH dice: "Para ello (garantizar los derechos), podría ser necesario que los Estados modifiquen las figuras existentes a través de medidas legislativas, judiciales o administrativas, para ampliarlas (las figuras jurídicas) a las parejas constituidas por personas del mismo sexo. Los Estados que tuviesen dificultades institucionales para adecuar las figuras existentes, transitoriamente, y en tanto de buena fe impulsen esas reformas, tienen de la misma manera el deber de garantizar a las parejas constituidas por personas del mismo sexo, igualdad y paridad de derechos respecto de las de distinto sexo, sin discriminación alguna".

DE TU INTERÉS