02 de Noviembre 2017

Por medio de carta notarial, líder evangélico le exige al diario La República rectificarse o tendrá que acudir a las instancias judiciales respectivas.

Redacción La Resistencia

Tras la campaña de desprestigio emprendida por Wayka y La República contra el pastor evangélico y presidente del Movimiento Misionero Mundial en el Perú, Rodolfo Gonzáles Cruz, la respuesta de la iglesia afectada y de su líder no tardó en hacerse pública.

El martes 31 de octubre, a través de su cuenta de Facebook, el pastor Rodolfo Gonzáles Cruz publicó un descargo en el que lamentaba las acusaciones en su contra, aclarando además que la investigación fiscal citada Wayka y La República estaba archivada, y que no había ningún delito de lavado de activos que comprometiera al Movimiento Misionero Mundial o a su persona.

La carta notarial, dirigida al director del diario La República, Gustavo Mohme Seminario, señala que se pretende confundir a la opinión pública haciendo ver que quien recauda no es la Iglesia Cristiana Pentecostés del Perú Movimiento Misionero Mundial, sino el referido pastor Gonzáles, lo cual afirma es absolutamente falso y malicioso, y que tanto Wayka como La República está tratando de mezclar los bienes personales del pastor Rodolfo Gonzáles con los que corresponden al Movimiento Misionero Mundial.

“En el artículo mencionado y puesto a conocimiento del público en general, se realiza una exposicion tergiversada, calumniosa y difamatoria de los hechos, mencionando sólo medias verdades, que dañan la reputación, honorabilidad y el buen testimonio por más de 65 años de labor misionera, no sólo del recurrente sino también de nuestra Iglesia".

El documento notarial señala que el diario La República tendría que rectificarse en un plazo de 7 días de conformidad con lo dispuesto en el inciso 2° del artículo 7 de la Constitución Política del Estado  que establece “toda persona tiene derecho (…): 7) Al honor y la buena reputación, a la intimidad personal y familiar, así como a la voz y la imagen propia. Toda persona afectada por afirmaciones inexactas,  o agraviada en cualquier medio de comunicación social, tiene derecho a que éste se rectifique en forma gratuita, inmediata y proporcional”, o el líder evangélico acudiría a las instancias Judiciales respectivas en salvaguarda de la buena imagen, reputación y honorabilidad de su persona.

Carta notarial:

 

DE TU INTERÉS